Los mejores trucos para recuperar fácilmente el brillo de los distintos metales

10 noviembre 2018


El metal vuelve a ser tendencia en cuanto a decoración de casas se refiere. El oro, la plata y el hierro se sitúan entre los elementos de moda más solicitados del momento. Las revistas de moda y decoración apuntan a que en el 2019 la decoración de las casas presentará una imagen metálica con toques cálidos.

Los metales son objetos modernos perfectos para aportar personalidad a rincones de la vivienda pero con el paso de tiempo van perdiendo sus características y su apariencia deja de ser tan brillante para adquirir una imagen más apagada. Pero si esto ocurre, ¿sabes cómo se puede devolver el brillo a estos objetos?

Para limpiar los metales, existe una gran cantidad de productos en el mercado que apuestan por lo químico para dejar como nuevos los elementos fabricados en metal. Esta opción suele ser muy eficaz aunque también agresiva para ciertos objetos. En AntiguoRincon.com te proponemos opciones más naturales con las que dejar los metales como nuevos.

Trucos para abrillantar los metales con productos diarios

Oro. No suele ser un habitual en los elementos decorativos de los hogares pero sí es muy utilizado en la fabricación de joyas y en cuberterías de lujo.

El oro tampoco se libra del paso del tiempo y necesita de un cuidado continuo. La fusión del bicarbonato de sodio y el jabón natural líquido es uno de los remedios más utilizados desde siempre. Por otro lado, también se puede crear una pasta a base de harina, vinagre blanco y sal con la que frotar los artículos hasta conseguir el brillo deseado.

Truco: Poner las joyas de oro (pendientes, collares, anillos…) durante una hora en jugo de limón devolverá el resplandor a las mismas.

Plata. ¿Existe algo más brillante que la plata? La plata es uno de los metales que más luce por sus destellos pero también es uno de los que más problemas suele dar por la aparición de manchas, rayas e incluso óxido. La fusión de bicarbonato de sodio con un poco de agua permite devolver a objetos mobiliarios y joyas el brillo del primer día.

Truco: Meter las joyas en un cazo con agua caliente, un poco de sal y unas gotas de jabón líquido consigue una limpieza total en tiempo récord.

Bronce. Muchas de las manillas de las puertas y los tiradores de muebles de los hogares son de bronce. Un material muy utilizado en decoración que sin su brillo característico pierde parte de su estética característica. Su brillo se puede mantener a través de la mezcla de limón y bicarbonato sódico, o bien, de vinagre y sal.

Como anécdota, los candelabros que aparecen en las películas de época casi siempre de bronce.

Truco: Para los más modernos también existe la opción del kétchup. Unas gotas de tomate frito y un frotado suave devolverán el brillo completo al bronce.

Latón. En 2019 se dejará de lado el estilo nórdico y se realizará una apuesta más hacia lo cálido. El latón es uno de los metales que más calidez aporta a los hogares gracias a su coloración dorada cobriza. Los artículos religiosos como crucifijos o las figuras religiosas están creados con latón.

La potencia de los componentes del limón resulta excelente para limpiar objetos de latón. Por otra parte, si se necesita actuar sobre un área de gran tamaño se debe mezclar el zumo de limón junto con bicarbonato de sodio hasta conseguir una masa densa y consistente.

Truco: Instrumentos de viento como la tuba o la trompeta suelen estar fabricados con latón. Los músicos encontrarán en el limón su gran aliado.

Estaño. Los objetos y miniaturas de estaño eran un recurrente en el siglo pasado. Buen para decorar o en forma de elementos de uso diario como vasijas o platos.

El estaño se crea tras fusiones plomo, cobre, bismuto y antimonio. En un principio su color es gris claro pero con el paso del tiempo se produce la oxidación y adquiere un color mucho más oscuro.

Truco: Un antimanchas natural perfecto es el agua restante tras cocer cebollas.

Hierro. El hierro es protagonista de muchos de los exteriores de los hogares ya que suele estar presente en forma de rejas. Uno de los elementos más eficaces para quitar manchas, óxido y dejar el hierro como reluciente es el vinagre.

Truco: Si las manchas son muy persistentes y necesitan algo más que el vinagre, la solución pasa por dejar el objeto en cuestión en un recipiente sumergido en refresco de cola.

Aluminio. Las casas cuentan cada vez más con elementos de aluminio a modo de barandillas, sillas, decorados o bien marcos de ventanas. Pero este metal es otro de los que más pendiente se tiene que estar por la dificultad de su limpieza. Con un paño suave mojado en agua con crémor tártaro quedará sin una huella.

Truco: El kétchup también funciona con el aluminio, poniendo una fina capa sobre el objeto que se quiera y dejándola actuar unos 15 minutos se consigue un resultado óptimo.

En AntiguoRincon.com estamos enamorados del pasado y estamos dispuestos a enamorarte a ti también. Te invitamos a visitar nuestra web llena de objetos antiguos con los que llenar tu hogar de recuerdos e historia. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad