La arquitectura modernista de Madrid

18 octubre 2018

¿Sabías que Madrid es la quinta ciudad más poblada de Europa? Seguramente no. Los más de tres millones de habitantes la convierten en merecedora de ese puesto. Tal vez también desconozcas la importancia de sus edificios para la arquitectura modernista. Y es que, la capital de España reúne una de las grandes muestras de modernismo callejero a través de sus edificios.

Todo enamorado de la historia, y en concreto de la época modernista, debería realizar un tour por las calles de la ciudad que lleva al cielo. En concreto, la Gran Vía, el centro icónico de Madrid es una de las zonas donde es altamente observable el modernismo. Pero no es la única área, Madrid posee gran cantidad de construcciones e inmuebles repartidos por toda la ciudad que cuentan historia a través de sus vistosas fachadas repletas de detalles.

El modernismo en la Gran Vía de Madrid

El modernismo es como se conoce al estilo artístico que se desarrollo en Madrid desde finales del siglo XIX y hasta principios del siglo XX. Un estilo que se extendió a la literatura, la ilustración, las artes pictóricas y la arquitectura. Esta última, la arquitectura es la protagonista de este artículo y también lo es de la mayoría de las calles madrileñas.

El modernismo en Madrid está influenciado por otras corrientes urbanas desarrolladas en lugares tan célebres como Italia, Francia, Bélgica o Austria. Tal fue su éxito que todavía hoy son visibles las fachadas e interiores con características y detalles modernistas. Construcciones tan famosas y concurridas como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando o la Casa Gallardo.

La Gran Vía recoge uno de los principales edificios modernistas de la ciudad, el edificio más emblemático de la Gran Vía, el Edificio Carrión. También conocido como Capitol, fue creado por los arquitectos Feduchi y Eced, bajo el encargo del marqués de Melín, Enrique Carrión. El edificio, influenciado por el expresionismo alemán, recoge un total de catorce plantas en las que se encuentran apartamentos de oficina, un hotel, un restaurante, un café, un cine y hasta una sala de fiestas. Su torre más alta se construyó pensando en la función que sigue teniendo aún hoy en día, la publicitaria a través de carteles luminosos.

Edificios modernistas en Madrid

Los edificios modernistas más famosos y reconocidos de la ciudad de Madrid son un tesoro al alcance de todo el público ya que están a la vista de todos. La historia del arte modernista se puede visitar a través de las calles en las que aparecen edificios con alto valor histórico como los siguientes:

  • Casa Gallardo. En plena calle Ferraz se encuentra la Casa Gallardo. Una de las últimas obras modernistas construidas en la ciudad, entre 1911 y 1914. Su autor es el arquitecto Federico Arias y posee influencia parisina reconocible a través de la estética vanguardista. El edificio posee un alto nivel expresionista que origina formas simétricas que componen su fachada y su imponente cúpula que marca la esquina entre Ferraz y Plaza España.
  • El Palacio de Longoria. El Palacio de Longoria reside en el barrio de Chueca y acumula toques del modernismo belga en toda su estructura. Fue construido en 1902 por el arquitecto José Grases con un fin comercial y residencial. Es una de las grandes obras modernistas de la capital de España con estructuras intimistas que sirven tanto de estructura como de decoración y que mezclan el mármol, el bronce, el hierro y el vidrio como materiales protagonistas. En la actualidad es la sede física de la SGAE, Sociedad General de Autores.
  • Hotel Reina Victoria. El céntrico Hotel Reina Victoria estaba destinado a ser un centro comercial pero ha terminado siendo un hotel. El edificio madrileño, construido en 1919 por Jesús Carrasco de Encina, destaca por su arquitectura modernista con multitud de detalles marítimos. Al Hotel Reina Victoria se le conocía como el hotel de los toreros porque estos solían acudir hasta allí tras estar en Las Ventas.
  • Edificio de la Compañía Colonial. Muy cerca de la Puerta del Sol se sitúa el edificio Compañía Colonial o edificio Conrado Martín, una de las obras modernistas fetiche de todo Madrid. Se construyó con cerámicas para garantizar los diferentes volúmenes y niveles en cuanto a los relieves que conforman la arquitectura de su fachada.

En un principio su fin era el de servir de oficinas. En su parte inferior se encontraba la tienda La Colonial donde se comercializaba con café, té y también cacao. Ahora mismo el edificio posee carácter únicamente comercial aunque en la parte superior aun se conservan cerámicas que formaban parte de la decoración de la antigua tienda.

Si eres un enamorado de la historia y de la arquitectura recuerda que tienes una cita obligatoria en Madrid. Mientras, los edificios modernistas continúan a la espera de ser reconocidos entre la multitud que pasea por las calles de Madrid sin pararse a visualizarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *