Objetos de escuela en la exposición “Madrid, ciudad educadora (1898-1938)”

12 abril 2019
Clases al aire libre en el Instituto-Escuela, en Madrid, hacia 1933. FUNDACIÓN FRANCISCO GINER DE LOS RÍOS (ILE)

Hemos estado en el Museo de Historia de Madrid visitando su nueva exposición, “Madrid, ciudad educadora (1898-1938). Memoria de la escuela pública”. Pretende dar a conocer la memoria de las escuelas públicas históricas de Madrid, creadas con anterioridad a 1939. Muchas de estas escuelas públicas desarrollaron proyectos educativos innovadores, especialmente en los años de la II República. La exposición pretende recuperar la memoria de estos centros desde una mirada fundamentalmente pedagógica, es decir, reconstruyendo las prácticas escolares y la vida cotidiana de sus protagonistas.

Ante el “desastre” de 1898 muchos regeneracionistas se dejaron llevar por el pesimismo y pensaron que esta crisis significaba el fin de la nación. Pero otros aportaron soluciones. La mayoría apuntó a la educación como una de las vías para salvar a España, creyeron en su papel como motor de cambio social. Y soñaron con una escuela primaria que transformaría la “España vieja” en la “España nueva”. Así se inició el proceso de reforma pedagógica más intenso que se ha vivido en nuestro país.

Se inició un proceso de creación de escuelas en Madrid, y muchas de ellas fueron concebidas como laboratorios de nuevas experiencias pedagógicas. Podemos ver el cambio en estos años del aula tradicional al aula colaborativa. En vez de aulas repletas de bancos fijos en el suelo, en los que los niños y niñas solo podían mirar al frente y leer, memorizar y escribir, empiezan a aparecer mesas y sillas movibles pensadas para trabajar en equipo y verse las caras.

Fotografía: Fundación Ángel Llorca

Podemos encontrar en esta exposición una gran cantidad de objetos escolares que conservan las propias escuelas, y muchos de ellos podemos verlos en AntiguoRincon: muebles de escritorio, globos terráqueos, escribanías, mapas… Son herramientas pedagógicas que trataban de hacer a los niños y niñas los protagonistas de su propio aprendizaje.

En estas escuelas el patio de recreo era fundamental: salían al patio de la escuela a analizar hojas, insectos, observar los pájaros… y hacían muchas excursiones, ya que creían fundamental la visión directa del conocimiento de la naturaleza. Encontramos carteles didácticos de profesiones o de distintas técnicas, o paneles de insectos disecados para facilitar su estudio. Vimos uno que nos mucho recordó a nuestro cartel didáctico de los años 60, que representa a las diferentes abejas de una colmena y partes de su anatomía.

Cartel didáctico

Podéis encontrar muchos más objetos de este tipo en nuestra sección de escuelas.

Estas nuevas escuelas graduadas tenían un plan de estudios propio, que pretendía enseñar a los alumnos con una enseñanza activa y experimental: prácticas de laboratorio, salidas al campo, no uso de libros de texto sino de cuadernos y diarios de campo… Uno de los objetivos era también una correcta formación del profesorado.

En estas escuelas también se daba una preparación para la vida. Era frecuente el uso de las máquinas de escribir para una preparación profesional, o de circuitos eléctricos y aparatos mecánicos para el aprendizaje.

Desgraciadamente, en 1936 estalla la guerra civil y muchas de estas nuevas medidas se echan por tierra. Algunas de las recién creadas escuelas sufrirán los bombardeos y tendrán que ser demolidas. Otras nuevas se crearán entre 1937 y 1939, pero habría que esperar hasta el final de la dictadura para que muchos de los cambios vislumbrados por los regeneracionistas y puestos en práctica en la enseñanza desde principios del siglo XIX volvieran a ver la luz.

Os animamos a conocer esta exposición, que estará hasta el 1 de septiembre en el Museo de Historia de Madrid.

Luna González Alijarcio

Historiadora y redactora de AntiguoRincon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad